Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dos nuevas propuestas del Gobierno costarán 8.106 millones

Unos 8.106 millones de euros es el coste que tienen las dos nuevas propuestas que ha hecho el Gobierno a la patronal CEOE y a los sindicatos CCOO y UGT en materia de cotizaciones y de protección social de los desempleados.
En el nuevo documento enviado a los agentes sociales, el Gobierno propone a los empresarios que se puedan desgravardos puntos de sus cotizaciones a la Seguridad Social, así como extender a doce meses los 420 euros que cobrarían los parados que han agotado su prestación por desempleo.
Así, el coste de que los empresarios dejasen de pagar dos puntos de sus cotizaciones ascendería a 7.200 millones de euros, mientras que los doce meses de cobertura supondrían 906 millones de euros.
Medio punto de rebaja inicial

En el primer borrador, el Gobierno defendía que la rebaja de cotizaciones fuera de medio punto, mientras que el cobro de los 420 euros lo reducía a seis meses.
La patronal demandó cinco puntos de rebaja de cotizaciones en un primer momento, algo que rechazó el Ejecutivo dado que, según el ministro de Trabajo, con ese recorte de cinco puntos, la Seguridad Social dejaría de ingresar 18.000 millones de euros y entraría en déficit.
De seis a doce meses
Respecto al coste de la protección de los desempleados, en el primer borrador se cifraba para un período de seis meses en 453 millones de euros entre octubre de 2009 y marzo de 2010 para un colectivo de 200.000 beneficiarios. El Gobierno no quiere que esa protección suponga la creación de un nuevo subsidio de carácter permanente, algo en lo que coincide la CEOE.
Con las dos nuevas propuestas conocidas hoy, el Gobierno intenta convencer a la CEOE y a los sindicatos de la bondad del acuerdo y así firmarlo antes de que acabe julio.