Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nombres de los dominios, liberados y a la carta

Costará 185.000 dólares (130.000 euros) la solicitud de nombre de dominio, y los individuos u organizaciones tendrán que demostrar que tienen una reivindicación legítima sobre el nombre que compran.Archivo
l organismo regulador que supervisa los nombres de dominio en Internet votó el lunes poner fin a la restricción de los sufijos como .com o .gov y recibirá solicitudes para nuevos nombres desde el 12 de enero del próximo año.
Las primeras autorizaciones se prevén para finales de 2012.
Los nuevos nombres de dominio no estarán restringidos al alfabeto latino usado por la mayoría de idiomas occidentales sino a otras grafías, beneficiando a los usuarios de idiomas como el chino o ruso.
El nuevo programa gTLD, sistema de nombres de dominio de primer nivel genéricos, fue aprobado por 13 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones por el comité de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) en una reunión en Singapur, dijeron responsables que acudieron a la reunión.
"Hoy hemos hecho historia. Es el amanecer de una nueva era. El sistema de direcciones de Internet se acaba de abrir", dijo en rueda de prensa Rod Beckstrom el presidente y consejero delegado de ICANN.
Los expertos dicen que las empresas deberían ser las primeras en registrarse, y los nombres de dominio podrían terminar con nombres de marcas como .toyota, .apple o .cocacola.
La iniciativa es considerada una gran oportunidad para las marcas para ganar un mayor control sobre su presencia online y enviar a los usuarios de forma más rápida a sus páginas: un peligro para aquellos que no aprovechen la oportunidad.
El gigante japonés de la electrónica Canon, por ejemplo, ya ha dicho que prevé pedir el derecho de usar nombres de dominio acabados en .canon. Le costará 185.000 dólares (130.000 euros) la solicitud, e individuos u organizaciones tendrán que demostrar que tienen una reivindicación legítima sobre el nombre que compran.
ICANN está contratando a cientos de consultores a quien encargará la adjudicación de las peticiones.
GTLDs como .nyc, .london o .comida podrían suponer oportunidades para negocios más pequeños de hacerse con nombres no disponibles a nivel .com, como bicicletas.londres o comida.india.
Para evitar los denominados ciberocupas, personas que registran un nombre muy conocido con la esperanza de venderlo, los propietarios de gTLD tendrán que mantener los sitios operativos. ICANN tendrá que aprobar un cambio de dueño.