Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La noche de la ilusión, sin lluvia pero con frío

Miles de niños y sus familiares han inundado hoy las calles de casi todas las ciudades españolas para recibir a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.
En el paseo de la Castellana de Madrid, pese al frío de la capital, una gran multitud se ha agolpado para ver pasar las carrozas de la tradicional Cabalgata, que ha partido sobre las 18.30 horas de Nuevos Ministerios. A su llegada al primer destino, la plaza de Cibeles, sus Majestades han dedicado unas palabras a los más pequeños, antes de emprender su viaje por todo el mundo para entregar los regalos.
Finalmente, el tiempo dio una tregua a la capital y la Cabalgata pudo celebrarse sin lluvia, aunque con unas temperaturas muy bajas en el centro de la ciudad. Sin embargo, las caras emocionadas de los niños muestran que para ellos la ilusión es más que suficiente para sobrellevar el frío.
También en Barcelona y Valencia
Melchor, Gaspar y Baltasar también han llegado hoy a Barcelona, con seis carrozas nuevas y un carro lleno de carbón. Además de los regalos que Sus Majestades dejarán a lo largo de la noche, también han repartido más de 15.000 kilos de caramelos en el recorrido de la cabalgata.
Los Reyes Magos llegaron a Barcelona en barco, a las 16.30 horas y desembarcaron en el Moll de la Fusta. Allí, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, les entregó la llave que abre todas las puertas de ciudad.
Sus Majestades tampoco se han olvidado de Valencia, donde han estado acompañados de más de dos mil personas que han ocupado las 40 carrozas de su comitiva.