Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres niños heridos por misiles israelíes en Gaza

Al menos cuatro misiles han impactado en zonas próximas al centro de la ciudad de Jan Younis, precisamente el mismo lugar donde el pasado día 26 de marzo tuvo lugar un enfrentamiento armado entre el Ejército israelí y milicianos palestinos en que perecieron dos militares judíos y dos militantes de Hamás. En el ataque se han destruido dos autocaravanas, aunque no se han registrado víctimas mortales.
Por otro lado, un quinto misil ha impactado contra una fábrica de la ciudad de Gaza, en la que se declaró un incendio, informaron dirigentes de Hamas y testigos presenciales. En el ataque han resultado heridos tres niños por los cascotes que se desprendieron a consecuencia de las explosiones.
También se han registrado dos impactos de misiles en el campamento de refugiados de Nusseirat, que han destruido una fundición, aunque de nuevo no hay constancia de que el bombardeo provocara bajas.
Por otro lado, el jueves a última hora un cohete artesanal lanzado desde Gaza impactó contra territorio israelí, sin que haya constancia de víctimas mortales. Hasta ahora ningún grupo se ha responsabilizado de esta acción. El mismo jueves, aviones militares israelíes lanzaron durante la noche miles de octavillas sobre las zonas fronterizas de la Franja de Gaza en las que se adviertía de un inminente ataque. En el panfleto aparecía un niño con una flor y una inscripción en árabe con la frase "Esperad la respuesta mañana", según informa la agencia de noticias Maan citando a residentes de la zona.
El PSOE quiere que Palestina tenga agua
El PSOE quiere que el Gobierno solicite a Israel, como potencia ocupante, el levantamiento de las actuales restricciones que dificultan el acceso a suficiente agua en los territorios palestinos ocupados. Así lo recoge una proposición no de ley presentada por los socialistas para su debate en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso, en la que se pide a Israel que ponga fin a toda política o práctica que redunde en desigualdad entre los colonos israelíes y la población palestina en cuanto al acceso al agua en los territorios ocupados.
También propone el PSOE que el Gobierno impulse una mayor coordinación y vigilancia entre los donantes internacionales, especialmente de la UE, a fin de garantizar que los proyectos de cooperación sirvan para maximizar los recursos existentes, denunciando injerencias u obstáculos a los proyectos de suministro de agua y saneamiento.
Igualmente, sugiere ofrecer a la Autoridad Nacional Palestina la cooperación necesaria para, entre otras medidas, reducir las pérdidas hídricas o asegurar que toda el agua servida a los consumidores sea segura y ajustada a las normas de la Organización Mundial de la Salud.
Según argumenta el diputado socialista Jordi Pedret, entre 180.000 y 200.000 son los palestinos de las zonas rurales de la Cisjordania ocupada que no tienen acceso a agua corriente, mientras que en muchos otros lugares reciben agua sólo un día a la semana o cada varias semanas. Así, en Gaza, entre el 90 y el 95 por ciento del suministro está contaminado y no es apto para el consumo humano, pero Israel no permite llevar agua desde Cisjordania.