Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Es interés nacional vital el enviar 30.000 soldados estadounidenses adicionales a Afganistán"

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha anunciado el envío de 30.000 soldados más a Afganistán y el comienzo de la retirada de ese país asiático en junio de 2011, en su nueva estrategia para una guerra que "no está perdida" pero en la que se ha retrocedido.
En un discurso de 35 minutos en la academia militar de West Point, donde su predecesor, George W. Bush, defendiera en 2002 su doctrina en favor de los ataques preventivos, Obama advirtió de que el movimiento talibán ha cobrado impulso. "El peligro no hará más que crecer si la región retrocede y Al Qaeda puede operar con impunidad", ha advertido.
Más tropas
Por ello, ha indicado, "he decidido que es en nuestro interés nacional vital el enviar 30.000 soldados estadounidenses adicionales a Afganistán", donde está desplegada una fuerza internacional de cerca de 100.000 militares, de los cuales 68.000 proceden de EEUU.
Estos refuerzos "nos ayudarán a crear las condiciones para que EEUU pueda transferir la responsabilidad a los afganos" y que las fuerzas locales puedan hacerse cargo de la seguridad de su propio país, el objetivo final en la guerra, destacó.
Retirada, en 2011
La presencia estadounidense en Afganistán, ha subrayado Obama, no será indefinida, ya que la retirada de estas tropas comenzará en junio de 2011. Sin embargo ha dejado abierto cuándo concluirá esta salida, algo que funcionarios estadounidenses habían indicado que dependerá de cómo evolucione la situación sobre el terreno.
El presidente estadounidense expresó también su convencimiento de que sus aliados aumentarán su contribución, pues "lo que está en juego no es sólo una prueba de la credibilidad de la OTAN, lo que está en juego es la seguridad de nuestros aliados y la seguridad común del mundo".
"Algunos han aportado ya tropas adicionales y tenemos confianza en que habrá nuevas contribuciones en los próximos días y semanas", ha indicado Obama. El primer ministro británico, Gordon Brown, ya ha anunciado 500 soldados más, mientras el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, estudiará el posible envío de 200 militares más.