Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 200 museos de todo el mundo han digitalizado ya sus obras con la compañía española Madpixel

Los museos son las instituciones culturales que mejor han aprovechado las herramientas digitales para enriquecer y ampliar su oferta, según el Anuario de Cultura Digital 2015. De hecho, un 83,3% de estos espacios ya cuenta con presencia en redes, digitalización de imágenes y apps educativas.
En este proceso de digitalización se encuadra el trabajo desarrollado por Madpixel con sus plataformas Art Gigapixel y Second Canvas, que utilizan la tecnología para hacer accesible el patrimonio artístico mundial a toda la sociedad. Esto crea una experiencia de alta calidad con las obras de arte, enriqueciendo la visita física en el propio museo, acercando las obras a todos aquellos que no pueden contemplarlas en persona y ofreciendo una herramienta educativa con un gran impacto.
En el caso de Art Gigapixel, Madpixel ha desarrollado hardware y software propios, con varias patentes, para la digitalización de obras de arte en formato gigapíxel y super-HD, con un zoom que permite apreciar la más mínima pincelada y detalles que, de otra manera, escaparían al ojo humano.
Esto les ha valido para convertirse en el líder mundial en la digitalización de obras de arte en este formato, que han utilizado para realizar espectaculares digitalizaciones en súper alta resolución de centenares de pinturas, techos, fachadas, prendas, objetos, etc. en más de 200 museos de todo el mundo.
"El mundo del arte y la tecnología han demostrado ser enormemente compatibles, facilitando el acceso a la cultura a multitud de personas que de otro modo no podrían hacerlo", explica Iñaki Arredondo, CEO de Madpixel. "Recurriendo a herramientas como Art Gigapixel o Second Canvas se derriban barreras como la distancia geográfica o los problemas de movilidad, haciendo posible que cualquier persona con un ordenador o un dispositivo móvil pueda acercarse al arte como nunca antes se había hecho", añade Arredondo.
SUS PLATAFORMAS
Art Gigapixel está en evolución permanente y acaba de incorporar nuevas funciones, como la digitalización con reflectografía infrarroja en gigapíxel, que revela el contenido oculto debajo de las capas de pintura de las obras, y el 3D fotográfico, técnica de captura, complementaria de la fotogrametría, que recoge la imagen real de un objeto volumétrico. Integrada en Second Canvas, permite explorar objetos tridimensionales con calidad fotográfica, sin los inconvenientes en la interacción del 3D tradicional
Por otro lado, la plataforma Second Canvas que permite a los museos publicar contenidos basados en imágenes de alta resolución, está a punto de publicar una actualización que incluye novedades como los audiotours (una innovadora solución de storytelling basada en audios sincronizados con la imagen interactiva), visor web (para publicar las imágenes digitalizadas en súper-alta resolución y enriquecidas con detalles, ahora también en páginas web), una interfaz optimizada para las apps Second Canvas y mejoras a nivel de código que inciden en un renderizado más rápido de las imágenes exploradas, entre otras cosas.
Entre las funcionalidades de esta plataforma, que ya utilizan instituciones como el Museo del Prado o Fundación Telefónica, destacan un gestor de contenidos (CMS) que permite al museo convertir sus imágenes de alta resolución a un formato navegable e interactivo (zoom bajo demanda), enriquecerlas con storytelling (texto, audio...), y publicarlas en websites, iBooks, o apps Second Canvas (para smartphones y tabletas iOS y Android), en varios idiomas, incluyendo alfabetos no occidentales.
De esta manera, cualquier museo, sin necesidad de contar con un equipo técnico especializado y sin tener que subcontratar esta tarea a un tercero, puede ofrecer a su público contenidos premium en su web, o incluso generar apps con obras de sus colecciones de una manera sencilla y económica. La audiencia de estos contenidos puede disfrutar de una experiencia única, explorando las obras con una calidad incomparable, disfrutando de historias elaboradas por el propio museo, o incluso compartiendo detalles de la obra y creando sus propias historias acerca de ella.