Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo del cine da la espalda al alcalde de Valladolid

El mundo del cine da la espalda al alcalde de ValladolidReuters
La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, no acudió el sábado a la inauguración del Festival como muestra de rechazo a las declaraciones sobre Leire Pajín del alcalde de Valladolid. "A quiénes atacan la dignidad de las mujeres, a quiénes mantienen pensamientos y creencias obsoletas y fuera de la democracia, hay que hacerles el vacío", dijo.
Una indiferencia que no sólo plasmó con su ausencia, sino también con sus actos. En un acto en la Universidad de Valladolid, Sinde ni siquierasaludó a León de la Riva y evitó en todo momento cruzar palabra con él.
Pero el vacío al alcalde no quedó ahí. A la postura adoptada por la ministra se sumaron también actores y directores. El equipo de la producción 'También la Lluvia', película española candidata a los Oscar y que abrió la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), solicitado a la organización del festival no posar en la foto de familia con el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva.
La directora de la película, la cineasta Icíar Bollaín, ha asegurado que «los políticos son un modelo" y, por ello, "No queremos que pase como si no pasa nada porque sí pasa y es grave", añadió.
"Están fuera de lugar"
El homenajeado de la noche, Antonio Banderas, ahondó en el rechazo a las palabras del alcalde al decir que "están fuera de lugar en lo político y en el respeto que deben tenerse los seres humanos".
El actor, que iba a recoger la Espiga de Honor del festival, reconoció que le resultaba "difícil" fijar abiertamente su posición sobre el asunto sin "perder el respeto ni a la ciudad ni al festival".
Banderas explicó durante su rueda de prensa que, pese a que las declaraciones del alcalde le habían parecido "muy mal", no tenía intención de "faltar al respeto" a la ciudad no presentándose a la gala de inauguración.