Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un multitudinario chupinazo inaugura los Sanfermines 2010

Vestidos de blanco pero todavía con sus pañuelos rojos guardados en los bolsillos, pamploneses y visitantes han disfrutado de los momentos previos en los que, en una mañana soleada pero con temperaturas no demasiado altas, se han derramado cientos de litros de cava y vino.
Cuando faltaban un par de minutos para el mediodía, a los sones de clarines y timbales, los presentes han levantado sus pañuelos rojos en triángulo sobre las cabezas para cubrir con un manto rojo la plaza del Ayuntamiento coincidiendo con la apertura de los balcones del edificio.
A ellos han salido para situarse frente a la multitud el presidente de la Comparsa, Mari Ganuza, y las autoridades municipales encabezadas por la alcaldesa Yolanda Barcina, que celebra éstos como sus últimos sanfermines de regidora de la ciudad ya que el próximo año optará a la presidencia del Gobierno de Navarra.
Un chupinazo atípico
Tras siglo y medio animando las fiestas, la alcaldesa Yolanda Barcina ha decidido este año delegar el acto en las figuras de cartón de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona y ha sido el presidente de la Comparsa, Mari Ganuza, el encargado de prender la mecha.
Un aniversario que ha cambiado la tradicional fisonomía del cohete ya que, por primera vez, en los balcones del Ayuntamiento han estado presentes dos miembros de esta Comparsa: el kiliki Caravinagre y el cabezudo Alcalde.
Se ha convertido así en la tercera ocasión de la etapa democrática en la que personas ajenas a la política protagonizan el inicio de los sanfermines tras el capitán de Osasuna, César Palacios, en 2000 y el presidente del Portland San Antonio, Fermín Tajadura, en 2001.
Y para ello Mari Ganuza ha utilizado la fórmula tradicional: "Pamplonesas, pamploneses, viva San Fermín. Iruñatarrak, gora San Fermín", que ha sido respondida por los asistentes que esperaban este momento con bailes y cánticos.
El chupinazo ha sido el primero de los 533 actos incluidos en el programa preparado por el Ayuntamiento para estas fiestas que, con un presupuesto total de 2,8 millones de euros, ofrecerán en esta jornada otros eventos como la celebración religiosa de las Vísperas Solemnes de San Fermín.
Actos previstos
Otras de las propuestas están relacionadas con el toro de fuego, diferentes conciertos como el de Rosendo, la primera colección del Concurso Internacional de Fuegos Artificiales que lanzará la Pirotecnia Caballer de Valencia o la corrida de rejones que protagonizarán Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza y Sergio Galán.
Actos musicales, taurinos, culturales e institucionales que, junto con los promovidos para estos nueve días por los colectivos populares y con los improvisados por pamploneses y visitantes, convierten a Pamplona en la capital de la fiesta durante 204 horas ininterrumpidas.