Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mujer muerta en Cádiz tenía un cuchillo en la mano y estaba encerrada

Vivienda del asesinatoCNN+/Cuatro
Los investigadores están a la espera de que se practique este lunes la autopsia al cadáver de la mujer, de 64 años, para determinar las causas de su muerte, que por el momento se desconocen, y esclarecer lo ocurrido dentro de la vivienda, ubicada en la urbanización "La Belleza" y que estaba "en perfecto orden", según las fuentes.
La hipótesis de que se trate de un crimen de violencia de género sigue estando entre las que barajan los investigadores, que consideran normal que nadie escuchase gritos ni ruidos porque la vivienda es una mansión de gran tamaño, con varias plantas.
Aunque inicialmente fuentes judiciales indicaron que los cadáveres fueron hallados por una vecina, fuentes policiales han apuntado que fueron descubiertos minutos antes de las once de la noche por un familiar que tenía llaves de la casa. Este familiar acudió a la vivienda alarmado porque el matrimonio no había acudido a una cita familiar para ver en la televisión el partido de fútbol entre España y Paraguay del Mundial de Sudáfrica 2010.
El matrimonio era una pareja de buen nivel económico, ya que el marido, según las fuentes, se dedicaba a la viticultura, tenía explotaciones agrícolas y una bodega.
Secreto de sumario
El juzgado de instrucción número 1 de El Puerto de Santa María (Cádiz) ha decretado este domingo el secreto de sumario sobre el supuesto caso de violencia machista que ha terminado con la vida de Milagros y Paco Galán, de 64 y 67 años de edad, respectivamente.
Según han informado fuentes del Ayuntamiento de la localidad gaditana, el juez se ha hecho cargo de la investigación de este "extraño caso" para el que la Policía Nacional "no ha descartado ninguna hipótesis".
El hermano de Milagros, que ha asegurado que pese a vivir en un chalé contiguo a donde ocurrieron los hechos "no escuchó ruidos ni disparos". El matrimonio, que según vecinos y amigos de la pareja "era excelente, con buena situación económica" y sin "mala relación entre ellos", tenía tres hijos varones casados.
Los hechos ocurrieron este sábado en torno a las 22,50 horas, momento en el que un familiar, según ha confirmado el Servicio de Emergencias Coordinadas del 112 en Andalucía, encontró el cuerpo sin vida de Francisco con un tiro en la cabeza, así como el de Milagros en el interior de su casa.
Tras el aviso de dicho familiar, el 112 movilizó a la Policía Local, al 061 y a la Policía Nacional. Esta última ha sido la que ha apuntado que este suceso "pudiera ser un caso de violencia de género".