Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 41 muertos en un triple atentado suicida en Pakistán

"Los cadáveres están repartidos por el suelo", ha afirmado un testigo que vio "sangre por todas partes". "Dos de los muertos eran mis amigos. Es muy horrible".
Otra de las personas que se encontraba en el lugar de los hechos, Mian Rauf, ha explicado que en primer lugar se registraron tres pequeñas explosiones. La gente que allí se encontraba se puso "muy nerviosa y comenzó a correr", e instantes después tuvieron lugar "fuertes explosiones". "Era todo un caos. la gente pedía ayuda a gritos y corría de aquí para allí. Había humo. No podía verse nada y sólo se oían gritos", ha relatado.
El presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, ha condenado el atentado a través de un portavoz y ha denunciado el "asqueroso veneno" que intentan extender los extremistas. Por su parte, el primer ministro Yusuf Raza Gilani, ha denunciado que el último ataque demuestra que los terroristas "no tienen ningún respeto por ninguna religión, fe o creencia".
Data Darbar es centro habitual de peregrinación cada noche, aunque los jueves siempre es el día más concurrido. El complejo incluye una mezquita y una estación de Policía.
Lahore, capital cultural de Pakistán, ha sufrido en las últimas semanas una serie de incidentes violentos, aunque el más mortífero fue un doble atentado registrado en mezquitas de la secta ahmadi. En estos ataques murieron más de 80 personas.