Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve muertos y más de 50 los heridos por un coche bomba en Colombia

La explosión del vehículo, un Mazda 323 de color verde cargado con más de cuarenta kilos de explosivos, ha causado importantes daños en la sede de la alcaldía y de la Fiscalía de Buenaventura. El agente de Policía Edwin Carvajal Velásquez, de 20 años, y el funcionario de la secretaría de Gobierno Efraín Ruiz Gamboa murieron como consecuencia de la explosión.
"El vehículo fue dejado frente a la sede de la URI (Fiscalía), pero no se puede decir contra qué entidad estaba dirigido porque en el sector quedan varias dependencias oficiales. Lo que sí está claro es que es un atentado contra la ciudadanía, porque es un sector muy concurrido. Es un atentado contra Buenaventura y su comunidad", ha indicado el secretario de Gobierno de Buenaventura, Henry Moreno.
Un total de nueve muertos, además de 56 heridos tuvieron que ser trasladados a diferentes centros hospitalarios para ser tratados, según el diario 'El Tiempo'. Entre los hospitalizados había funcionarios, policías, vendedores ambulantes, periodistas y peatones. Tres de ellos perdieron la vida en las últimas horas al no poder recuperarse de sus heridas.
Tanto el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, como el jefe del Ejercito colombiano, el general Freddy Padilla, han condenado el ataque y señalaron que todo el país debe estar alerta ante posibles nuevos ataques. "No podemos mantener la guardia abajo, no podemos confiarnos, habíamos recuperado mucho a Buenaventura y estos hechos demuestran que no nos podemos confiar", ha dicho Uribe durante un acto celebrado en Medellín.
Recompensa del Gobierno
El ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, ha comparecido en rueda de prensa para ofrecer una recompensa de 300 millones de pesos (unos 120.000 euros) por cualquier información que conduzca a los autores del mortal atentado. Silva ha calificado la acción terrorista como una "masacre" y ha asegurado que había sido resultado de una alianza entre las FARC y un grupo de narcotraficantes de la región, situada en la costa colombiana del Pacífico.
"Tenemos muy buenas pistas sobre los responsables de la acción terrorista", ha dicho el ministro de Defensa en unas declaraciones a Caracol Radio en las que ha evaluado la situación de seguridad en Buenaventura y ha anunciado que este jueves se celebraría un nuevo Consejo Extraordinario de Seguridad.
Silva se ha referido a las FARC como una organización que "se muestra ante el país como unos borreguitos, pero al mismo tiempo planean acciones contra la población".