Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 378 muertos en una estampida en Camboya

Al menos 375 muertos en una estampida en CamboyaReuters
Al menos 378 personas han muerto y más de 1.000 han resultado heridas en una estampida ocurrida en Phnom Penh, la capital de Camboya, durante el festejo del Festival del Agua, ha confirmado el primer ministro, Hun Sen.
Según ha indicado Hun Sen, la mayoría de las víctimas son jóvenes que quedaron atrapadas en un puente que conecta la pequeña isla Diamante con la ciudad. Entre los fallecidos hay 240 mujeres, según la televisión estatal.
Según diferentes versiones de testigos, la avalancha se produjo cuando por el apelotonamiento, el intenso calor y la humedad, cientos de personas comenzaron a empujarse y atropellarse, mientras que otros indican que se corrió el rumor de que el puente iba a derrumbarse.
Varios supervivientes han explicado que estalló el pánico cuando comenzaron a escucharse gritos de que algunas personas se habían electrocutado. La Policía ha dicho que algunos también gritaron que el puente estaba por colapsar mientras miles de personas regresaban al centro de la ciudad.
Se investigan las causas
Fuentes de los servicios de emergencia indicaron que decenas de personas se arrojaron al agua para no ser aplastadas por la riada humana.
Sin embargo, el primer ministro, Hun Sen, ha señalado que todavía no están claras las causas y que la Policía ha iniciado una investigación que será dirigida por una comisión especial.
Los hospitales de la ciudad, bajo luto oficial, han amanecido desbordados por la cantidad de heridos, sobre todo el centro hospitalario Calmete, uno de los mayores del país.
Indemnizaciones

Hun Sen, que ha ordenado a las instituciones del Estado arriar la bandera a media hasta en señal de duelo, ha indicado que se trata de la peor tragedia desde el genocidio del Jemer Rojo durante los años setenta.
"Quiero expresar mis condolencias a las familias de las víctimas", ha dicho el primer ministro en un mensaje televisado.
El Gobierno se ha comprometido a indemnizar con 5 millones de rieles (906 euros) a las familias de los fallecidos y con un millón de rieles (181 euros) a las de los heridos.
Dos millones de personas en el festival

Tras la avalancha, los miembros de los servicios de emergencia examinaban en medio de la noche, con ayuda de focos y linternas, las orillas del río en busca de personas que han sido dadas por desaparecidas por sus familiares o amigos.
Las autoridades estimaron que más de dos millones de personas acudirían para celebrar la última jornada del festival, en el que los asistentes se congregan a orillas del río Tonle Sap para rendir homenaje al agua y despedir los monzones.
La estampida es la peor en el mundo desde enero de 2006, cuando 362 peregrinos musulmanes murieron aplastados mientras participaban de un ritual de lapidación en la entrada del puente Jamarat cerca de La Meca, en Arabia Saudita.