Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 42 muertos y decenas de heridos por el doble atentado en Irán

Un dobleatentado suicida en el sureste iraní causa al menos 42 muertos y decenas de heridos. Los ataques tuvieron lugar este domingo , en la región de Pishin, provincia de Sistán-Baluchistán, zona fronteriza con territorio Afgano y Pakistaní. Por el momento, ningún grupo se ha atribuido este golpe.
Entre las víctimas, se encuentran por lo menos cinco altos oficiales de las Guardias Revolucionarias de Irán que, mientras acudían a unas conversaciones de paz con líderes suníes que operaban en la frontera con Pakistán, su convoy fue atacado. De momento se ha confirmado sólo la identidad de dos de los mandos fallecidos. Son el jefe segundo de las Fuerzas de Tierra, el general Nur Ali Shustari, y el comandante de las Guardias en la provincia Rajab Ali Mohamadzadeh.
Las Guardias Revolucionarias (o Sepah Pasdarán) conforman una rama semi independiente del Ejército iraní con un marcado acento ideológico y, actualmente, gozan de una influencia social y política equiparable incluso a la del estamento clerical chií dirigido por el líder supremo, Alí Jamenei.
Se culpa al enemigo occidental
El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyaní, ha afirmado que el propósito del atentado es agitar la situación en esta conflictiva región fronteriza con Afganistán y Pakistán. Advierte además que esto servirá sólo para que los Sepah Pasdarán redoblen su lucha contra el tráfico de drogas y armas. "La Guardia revolucionaria va a regresar con la fuerza duplicada para restablecer la seguridad y el desarrollo de la región", afirmó durante la sesión parlamentaria.
Según fuentes locales, sus palabras fueron coreadas por los diputados con gritos de "¡muerte a Estados Unidos!".
Tanto las Guardias Revolucionarias, como el parlamento iraní, atribuyen el ataque a la "arrogancia internacional", expresión con la que denominan a Occidente, y en especial, a Estados Unidos. "Sin duda, este acto salvaje e inhumano está relacionado con la estrategia satánica de los extranjeros y los enemigos que han sido heridos por la Revolución Islámica", asegura el citado cuerpo de elite en un comunicado. En esta misma nota, agragan que con este atentado se pretende romper la unidad entre chiíes y suníes y dividir las filas integradas y unidas del pueblo iraní.
Antecedente
Ya el pasado 28 de mayo, otro ataque suicida en una mezquita de la localidad de Zahedan, causo la muerte de 25 personas, dejando heridas a otras tantas. En este caso, el grupo radical suní Yundulah admitió la autoría del ataque.