Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 13 muertos en un ataque durante la celebración de las fiestas de Guadalupe en Jalisco

Las fiestas de la virgen de Guadalupe, la patrona de México, se han celebrado, una vez más, bañadas en sangre. Al menos trece personas han fallecido tras un ataque de un grupo armado contra las personas que estaban celebrando las fiestas de la virgen en la localidad de Tecalitlán, en Jalisco (norte).
Policías de Tuxpan, localidad colindante con Tecalitlán, han informado que en una calle encontraron una camioneta suburban roja incendiada, en cuyo interior había dos cuerpos calcinados. Agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ), han advertido que entre los vehículos involucrados en la agresión participó una camioneta con las características de la unidad localizada horas después, según recoge el diario mexicano 'El Universal'.
De los supervivientes, cinco se encuentran en estado grave. Las autoridades municipales han confirmado que uno de los lesionados es un niño de dos años, hijo de Rogelio Llamas Rojo, presidente municipal de Tecalitlán.
Al iniciar las indagaciones tras el ataque perpetrado con fusiles de asalto y granadas de fragmentación minutos antes de la media noche, agentes de la procuraduría estatal y federal que trabajan en conjunto, señalaron que en los hechos está involucrado el cartel de 'La Familia' michoacana.
Al menos 30 lesionados
"Al parecer los sicarios estacionaron sus camionetas a unos pasos de la dirección de Policía municipal, se bajaron y empezaron el ataque contra un grupo de sujetos que estaban entre la población en la plaza principal escuchando al mariachi", ha explicado un comandante policial en declaraciones al diario 'El Universal'.
En el lugar quedaron los cuerpos de ocho hombres aún no identificados. Otro murió en un hospital local y uno más cuando era trasladado hacia Ciudad Guzmán. Entre los al menos 30 lesionados hay menores de edad y mujeres, ha informado la Cruz Roja.