Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

23 muertos en las carreteras durante el fin de semana

Un total de 23 personas han fallecido en las carreteras españolas en alguno de los 18 accidentes mortales ocurridos durante el fin de semana, según ha informado un portavoz de la Dirección General de Tráfico (DGT).
Los 18 accidentes mortales registrados entre las 15:00 horas del viernes y las 24:00 horas del domingo dejaron también quince personas heridas, de las que tres fueron de carácter grave y otras once leves.
El accidente más grave en cuanto al número de víctimas ha ocurrido en Huesca, donde una mujer y sus dos hijas menores de edad han fallecido en el término municipal de Biescas al caer su vehículo al río Gállego. El siniestro se ha producido sobre las 10.00 de la mañana del domingo en el puente que une la carretera nacional N-260 con la vía de acceso a Oliván.
El domingo, once personas han perdido la vida en un total de ocho accidentes mortales, el peor día del fin de semana. El sábado, fallecieron ocho personas, una resultó herida grave y tres de carácter leve en un total de ocho accidentes mortales.
Por su parte, el viernes se contabilizaron cuatro muertos y un herido leve en dos accidentes de tráfico registrados a última hora de la tarde, el primero en la A-4, en Seseña (Toledo), a pocos kilómetros de la localidad madrileña de Aranjuez, y el segundo en la M-407, en el término municipal de Fuenlabrada (Madrid).
De los 18 accidentes, seis han sido salidas de vía, cinco colisiones, tres atropellos de peatón y dos vuelcos. Además, cuatro de los accidentes han sido por distracción en la conducción, tres por alcoholemia/drogas y uno por velocidad inadecuada.
En el acumulado anual, hasta el 24 de octubre, se llevan contabilizados 1.398 muertos, 189 menos que hasta la misma fecha del año pasado, lo que representa un descenso del 12 por ciento.