Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 30 muertos tras un atentado suicida en un aeropuerto de Moscú

Aeropuerto de DomodédovoReuters
Al menos 35 personas han muerto y unas 130 han resultado heridas tras un atentado registrado en el aeropuerto internacional de Moscú-Domodédovo, según un balance de víctimas confirmado por la agencia de noticias RIA Novosti.
Las autoridades rusas han confirmado que la explosión se ha debido a un terrorista suicida. El primer ministro ruso, Vladimir Putin, ya ha sido advertido de este suceso.
El aeropuerto, el de mayor tráfico del país, se encuentra unos 40 kilómetros al sureste del centro de Moscú. Las fuerzas de seguridad han acordonado la zona y procedido a la evacuación de las instalaciones.
Los aeropuertos rusos refuerzan las medidas de seguridad
El aeropuerto moscovita de Sheremetyevo y el de Pulkovo, en San Petersburgo, han reforzado sus medidas de seguridad tras el atentado registrado en el aeródromo internacional de Domodédovo.

El aeropuerto de Sheremetyevo ha procedido, además, a recibir parte de los aviones que tenían prevista su llegada al de Domodédovo, evacuado parcialmente por las fuerzas de seguridad tras el estallido.
Los autores serán perseguidos
El presidente ruso, Dimitri Medvedev, ha advertido, en sus primeras declaraciones tras el atentado del aeropuerto moscovita de Domodédovo, de que los autores del ataque serán perseguidos y castigados.
No es la primera vez
En 2004, dos milicianos chechenos provocaron el estallido en el aire de dos aviones que habían partido de Domodédovo. En este doble atentado, que originó una modificación de las medidas de seguridad, murieron 90 personas.
El año pasado, Moscú sufrió el peor atentado de su pasado reciente cuando dos mujeres procedentes de la región de Daguestán se inmolaron en el metro de la capital rusa y causaron 40 muertos.