Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos siete muertos en un ataque suicida contra un puesto de control en Irak

Al menos siete personas han muerto, entre ellas tres policías, y 18 más han resultado heridas este lunes por el ataque de un suicida que ha lanzado su automóvil contra un puesto policial en Ramadi, capital de Anbar, a 100 kilómetros de Bagdad.
Según la policía, el suicida ha empotrado un vehículo cargado de explosivos contra el concurrido puesto de control en plena hora punta, donde además se encontraban mujeres y niños. Anbar, la provincia en la que ha ocurrido el ataque ha sido en el pasado un feudo de Al Qaeda en Irak.
A pesar del atentado, desde el pasado 19 de agosto, día en el que una cadena de atentados produjo 87 muertos en Bagdad, los controles en las vías de acceso a los países vecinos han aumentado considerablemente.
Otros atentados de este lunes
En otros incidentes registrados este domingo en Irak, cuatro personas han perdido la vida. Un oficial de la policía y su hijo han fallecido a primeras horas de la mañana tras el estallido de un artefacto explosivo colocado en el automóvil en el que viajaban en la zona de Talkif, 15 kilómetros al norte de Mosul, en el norte del país.
En el oeste de Baquba, a 65 kilómetros al noreste de Bagdad, una persona que viajaba en una motocicleta ha muerto tras el estallido de los explosivos cargados en el vehículo. Por otro lado, un insurgente ha perdido la vida al estallar la bomba que colocaba en una carretera en la zona de Al Miqdadia, en el oeste de Bagdad.