Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 40 muertos en Israel al quedar atrapado un autobús en un incendio

Al menos 40 personas han muerto y varias decenas han resultado heridas este jueves en un gran incendio forestal cerca de Haifa, en el norte de Israel. Los fallecidos son todos funcionarios de prisiones que viajaban en un autobús que ha salido ardiendo. Otros diez han sobrevivido, pero tres de ellos están heridos de gravedad. También han resultado heridos varios bomberos y miembros de los equipos de rescate.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha descrito el incendio como "una catástrofe como nunca se había visto en el país". Además ha asegurado que "vamos a tener que sacar muchas lecciones para hacer frente a catástrofes como ésta, pero ahora mismo lo que hay que hacer es salvar vidas".
El viento ha extendido rápidamente el fuego, y ha afectado a varias decenas de kilómetros cuadrados de bosque. A la zona se han trasladado cinco helicópteros militares para evacuar a los vecinos.
Fuentes policiales señalan que se está intentando determinar si el incendio se originó en un vertedero ilegal. El alcalde de Haifa, Yona Yahav, ha reconocido que las autoridades conocían desde hace tiempo la existencia del vertedero y que "era solo cuestión de tiempo que sucediera una calamidad.
El Gobierno ha mandado a las Fuerzas Aéreas para controlar el incendio forestal. A pesar de ello, las tareas de rescate son complicadas. Las llamas la situación topográfica son los factores de riesgo que dificultan las labores de rescate. Al parecer, los ocupantes del autobús venían de una cárcel de la zona.