Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho muertos en India por una gran explosión

Al menos ocho personas, cuatro de ellas mujeres extranjeras, han fallecido en un atentado con bomba perpetrado este sábado en la ciudad india de Pune, cerca de Bombay, según ha informado la cadena de televisión CNN-IBN citando fuentes oficiales. En la explosión también han resultado heridas otras 40 personas, cuatro de ellas de nacionalidad extranjera.
Fuentes policiales de Pune y del Ministerio del Interior indio han indicado que el atentado podría ser obra de un grupo terrorista de la zona y que el objetivo parece ser precisamente los turistas que frecuentaban una panadería de la ciudad, que ha quedado incendiada y parcialmente derruida tras la deflagración.
En un primer momento se informó de que la causa de la explosión podría ser una bombona de gas, pero la magnitud de la explosión hizo a los especialistas plantearse la posibilidad de que fuera una bomba.
El secretario del Interior, GK Pillai, ha afirmado que lo más probable es que se trate de una bomba y que ya se ha enviado al lugar del incidente un equipo de la Agencia Nacional de Investigación y otro de forenses de la Oficina Central de Investigación.
"No teníamos ninguna información previa sobre un atentado así. Tiene que ser un atentado terrorista", ha declarado el secretario especial del Ministerio del Interior, UK Bansal.
"Estamos verificando la nacionalidad de los fallecidos. Los heridos han sido ingresados en los hospitales de Sasoon, Jahangir e Inlack Budharani", ha explicado el comisario de la Policía en Pune, Rajendra Sonwane.
Ashok Chavan, ministro jefe del estado de Maharashtra, donde se encuentra Pune, también ha descartado que se trate de una explosión de gas. "En un principio se dijo que era una explosión de bombonas, pero la investigación preliminar demuestra que las bombonas están intactas", ha afirmado Chavan.
Las autoridades barajan la hipótesis del atentado porque la panadería se encuentra cerca de un centro de la comunidad judía y porque la zona es muy frecuentada por turistas.