Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 156 muertos en China tras unas protestas de la etnia uigur

Duros enfrentamientos en la provincia china de Xinjiang, en el noroeste del país. Al menos 156 personas han muerto durante las últimas horas tras los disturbios registrados, según el último balance ofrecido por la semioficial agencia de Noticias China, que cita al líder del Partido Comunista en la ciudad de Urumqui, Li Zhi.
La revuelta, protagonizada por ciudadanos de la etnia musulmana uigur, que tomaron las calles de Urumqui y quemaron varios vehículos, cortaron la circulación y se enfrentaron a la Policía, ha sido calificada por el Gobierno como una conspiración contra la autoridad.
Centenares de heridos
Las autoridades informaron el domingo de la muerte de tres personas, una cifra que ha sido elevada hasta los 129 por la agencia Xinhua este lunes y posteriormente a 156. Al menos 816 personas han resultado heridas, según Xinhua.
El Gobierno ha asegurado que entre 300 y 500 personas habían participado en los disturbios, pero otras fuentes aseguran que había cerca de 3.000 manifestantes.
La Policía china ha detenido a "varios cientos" de personas que presuntamente participaron en los disturbios, incluidos diez organizadores de las revueltas, según Xinhua.
Enfrentamiento entre etnias
Los enfrentamientos han estallado por la rivalidad entre las dos etnias que conviven en la zona, los Han, mayoritarios en china, y la comunidad uigur, una minoría en el país, pero con una presencia importante en la región de Xinjiang .
Los uigures tiene su propio idioma, profesan la religión musulmana y se resienten de los férreos controles culturales y religiosos impuestos por Pekín.