Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere en un fatal tiroteo cuando se grababa en directo a través de Facebook

Muere en un fatal tiroteo cuando se grababa en directo a través de FacebookFacebook

Antonio Perkins, de 28 años de edad, falleció en un fatal tiroteo cuando se encontraba grabando a través de Facebook su quedada con unos amigos a los que llevaba algún tiempo sin ver. Se hallaba recorriendo las calles de North Lawndale, en Chicago, EEUU, cuando fue alcanzado por la ráfaga de disparos que captó en directo a través de la red social.

Antonio Perkins, de 28 años de edad, se encontraba con unos amigos a los que llevaba un tiempo sin ver disfrutando del buen tiempo en North Lawndale, localidad situada en la parte oeste de Chicago, en EEUU, cuando decidió coger su dispositivo móvil para comenzar a grabar el momento.
Después de unos cinco minutos de vídeo, en los cuales, se puede apreciar a una mujer, varios amigos, además de escucharse de escucharse la voz de un niño y enfocar un carrito de bebé, Perkins repentinamente deja de hablar.
En esos instantes, levanta la mirada más allá de la pantalla de su móvil, mira hacia a los lados y se queda mirando al frente, en silencio y con una expresión de la que podría intuirse preocupación. Es entonces cuando de pronto se escucha un 'What?' (¿Qué?) y Perkins comienza a moverse justo antes de escuchar una ráfaga de múltiples disparos.
A partir de ahí, el plano se pierde y el dispositivo desde el que grababa termina en la hierba, manchada de sangre.
Tras ello, se suceden las voces de sus amigos, gritando y pidiendo ayuda para que Perkins permanezca consciente.
Ahora, la policía se haya en busca de los culpables al tiempo en que apuntan, tal y como recoge DailyMail, que Antonio Perkins se encontraba archivado en la lista del departamento con los 'sujetos' susceptibles de ser objetivo o sospechosos de violencia entre bandas, por lo que la principal línea de investigación que están siguiendo gira entorno a éstas.
Según el portavoz de la Policía de Chicago, Anthony Guglielmi, Perkins había estado dos años en prisión por posesión de heroína.
No obstante, amigos y familiares describen al fallecido como un buen hombre que trabajaba a diario y rara vez se tomaba la noche libre como la que estaba disfrutando el miércoles junto a sus amigos. Más allá, había sido ascendido en el McDonald's en el que trabajaba, y su padre ha negado que su hijo perteneciese a una banda organizada.
En cualquier caso, la trágica muerte de Perkins se contextualiza dentro de la oleada de violencia que está golpeando a Chicago durante el últimos año. En lo que llevamos de 2016, 278 personas han sido asesinadas en la ciudada, más de la mitad del total de homicidios del pasado año, según recoge The Chicago Tribune.