Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven muere tiroteado víctima de una pelea en la que no estaba involucrado

Uno de los dos jóvenes que fue tiroteado la pasada madrugada en la puerta de una discoteca de Torrejón de Ardoz ha fallecido, según ha confirmado la Jefatura Superior de Policía, que ha detallado que los dos heridos no estaban implicados en la pelea que se registró entre dos grupos y que acabó en un tiroteo.
El suceso ha ocurrido sobre las 06.00 horas en la puerta de la discoteca Pícaro, en la Avenida de la Constitución número 148, un local de ambiente rumano ubicado en una zona de copas que suele estar muy concurrida los fines de semana.
Según ha informado la Jefatura, en este local tuvo lugar una discusión entre dos grupos de jóvenes que acabaron saliendo a la calle, donde uno de los implicados en la discusión efectuó varios disparos que hirieron a dos personas ajenas a la reyerta.
El fallecido es Cosmin C., rumano de 26 años, que había sido trasladado por el Summa al hospital La Paz en estado muy grave con una herida de arma blanca en el hemitórax izquierdo.
El otro joven herido, también rumano, es Ciprian C., de 25 años, quien al ser atendido por los servicios de emergencia presenta una herida superficial por arma de fuego y también fue trasladado a La Paz, ha informado Emergencias Comunidad de Madrid 112.
Dispararon a la gente que salía del local
Un testigo de los hechos ha relatado que el suceso ha ocurrido cuando unas personas que habían sido expulsadas de la discoteca sobre las 05.00 por protagonizar un altercado volvieron a la misma cuando ya había cerrado y dispararon contra las personas que salían en ese momento por la puerta trasera.
Según este testigo, los autores de los disparos son de etnia gitana y se habían enfrentado a los porteros del local, rumanos, aunque finalmente dispararon contra todos los que salían del local en ese momento.