Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La morosidad del crédito sube de nuevo en julio y alcanza el 4,630 por ciento

La morosidad de los créditos, concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares, ha retomado su trayectoria ascendente en julio al situarse en el 4,630 por ciento, tras tomarse un leve respiro en junio, por primera vez en dos años, y caer al 4,488 por ciento en comparación con el mes anterior.
Según los datos publicados por el Banco de España, la morosidad sigue en niveles próximos a los alcanzados en junio de 1996, cuando se encontraba en el 4,547 por ciento.
El incremento interanual de este indicador sigue siendo muy grande, ya que el porcentaje de julio es algo más del doble que el correspondiente al mismo mes de 2008, cuando se situaba en el 2,148 por ciento.
En volumen absoluto, los créditos impagados sumaban 82.673 millones de euros a finales de julio, 2.135 millones más que un mes antes. Según la normativa española, las entidades financieras clasifican los créditos como dudosos cuando su titular, particular o empresa, acumula tres meses consecutivos de impago.
Las cajas, las más perjudicadas
Por tipos de entidades, las cajas de ahorros se mantuvieron en julio de nuevo como las que soportaban una mayor carga morosa, ya que alcanzaron una tasa del 5,18 por ciento, superior al 5,010 por ciento de junio, aunque ese mes la redujeron en comparación con el anterior, cuando registraron un 5,207 por ciento.
El volumen total del crédito dudoso concedido por las cajas se situó en julio en 45.856 millones de euros, de nuevo algo mayor que los 44.521 millones que sumaba en junio, para un volumen crediticio total de 885.001 millones, algo inferior a los 888.502 millones del mes anterior.
A continuación se situaban los bancos, con un porcentaje impagado o moroso del 4,140% en julio, por encima del 4,016 por ciento de junio, tras acumular un volumen absoluto de impagados de 33.301 millones, también superior a los 32.522 millones que tenían al cierre del mes anterior.
Las cooperativas de crédito cerraban el séptimo mes del año con el menor porcentaje de mora del panorama financiero español, con una tasa del 3,65 por ciento frente al 3,634 por ciento de junio, y una cartera dudosa de 3.516 millones de euros, ligeramente por encima de los 3.495 millones del mes anterior.
Por último, los establecimientos financieros de crédito, que no se incluyen en el cálculo de la tasa de morosidad media del mes para no desvirtuarla, soportaban una mora del 9,266 por ciento, prácticamente idéntica al 9,267 por ciento de junio.