Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La misa de los 33 mineros acaba en protesta

La misa de los 33 mineros acaba en protestaReuters
Algunos de los 33 mineros de Atacama ha regresado a la mina San José, en el norte de Chile, para participar de una misa, pero en el lugar se han encontrado con una protesta contra el presidente Piñera, organizada por el resto de los obreros que trabajaban en esa veta y sus familiares, y en la que reclamaban sueldos y finiquitos.
En los instantes en los que se ha iniciado la misa de acción de gracias, organizada por las autoridades de la zona y familiares de los mineros rescatados, los manifestantes han sacado varias pancartas y han tenido un pequeño incidente con la seguridad que resguardaba la zona. "San Esteban, no somos 33, somos 300", "Piñera para el show", "70 días sin trabajo y sin dinero", "Refugio Esperanza, los desamparados", se podía leer en algunas de las pancartas que portaban los mineros que tras el derrumbe en el yacimiento San José quedaron sin su fuente laboral.
Las familias que protestaban han afirmado que se quedarán en el lugar hasta que se les de una solución, al que ya han denominado campamento Villa Esperanza II.Horacio Vicencio, presidente del sindicato de trabajadores de ese yacimiento señaló a los periodistas en el lugar que "nos deben sueldos y no nos han entregado el finiquito lo que nos impide buscar otro trabajo".
La ceremonia religiosa ha estado a cargo del obispo de Valparaíso, monseñor Gonzalo Duarte, en su calidad de vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Chile.
La llegada de algunos de los mineros a la zona ha sido "caótica", debido al acoso de la prensa ,por lo que los carabineros decidió trasladarlos en un vehículo policial hasta el lugar donde se realizó la misa.
Luis Urzúa, el llamado "Jefe" de los 33 de Atacama, ha dicho escuetamente que "es bonito estar donde estuvieron nuestros familiares", quienes han llegado en al menos cinco microbuses, camionetas y autos.
El primero en llegar fue Juan Aguilar, quién ocupó el lugar número 29 en el orden de salida desde los 700 metros de profundidad donde estaban atrapados.Más tarde, y escoltados por la policía, llegaron Luis Urzúa, Dario Segovia, Alex Vega, Daniel Herrera, Pablo Rojas, Jimmy Sánchez, y el boliviano Carlos Mamani.