Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro de Irlanda anuncia la disolución del Parlamento en enero de 2011

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, ha descartado dimitir de forma inmediata, pese a las críticas recibidas tras aceptar la ayuda económica externa, y ha adelantado que disolverá el Parlamento el próximo año, una vez se hayan implantado las medidas requeridas.
Después de reunirse con los ministros de su partido, el Fianna Fáil, Cowen ha comparecido junto a sus compañeros ante los medios para negar su inminente salida y aclarar que su Ejecutivo cumplirá con sus obligaciones para revertir la delicada situación económica irlandesa.
El primer ministro ha señalado que su gabinete publicará esta semana su plan de reformas durante los próximos cuatro años y presentará el 7 de diciembre los Presupuestos, al tiempo que sigue sus discusiones con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Cowen ha apelado al "interés del electorado, de toda la población" para trabajar "sin demora" con el objetivo de "asegurar el futuro económico y financiero". "Este Gobierno seguirá su trabajo", ha indicado, y ha defendido que las cuentas que presentará aspiran a dar "estabilidad" al país.
Sus socios salen del Gobierno
El plan de rescate económico de ambas instituciones ha significado para Cowen la desintegración de su Gobierno, que contemplaba horas antes la salida del Partido Verde, socio minoritario, y críticas llegadas incluso de su propia formación. "Nadie me ha presionado en nada", ha aclarado el dirigente en su esperada comparecencia.
Los ecologistas solicitan elecciones anticipadas (para el próximo mes de enero), un llamamiento al que también se han sumado los opositores Fine Gael y Partido Laborista. El periodo de gobierno del actual primer ministro comenzó el 7 de mayo de 2008, tras la dimisión de Bertie Ahern, que puso fin a ocho años en el cargo tras verse salpicado por un escándalo de corrupción.