Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ministro de Bush revela en su libro que le presionaron para elevar la alerta terrorista antes de las elecciones de 2004

Un nuevo libro de memorias de un ex funcionario de la Administración Bush saldrá a la venta dentro de diez días en Estados Unidos y promete levantar alguna que otra polémica a tenor de algunos de los capítulos que se han empezado a filtrar en los medios de comunicación.
El autor en cuestión es Tom Ridge, secretario de Seguridad Interior durante los dos últimos años del primer mandato de Bush. El ex secretario revela en sus memorias que fue presionado por altos funcionarios de la administración para elevar la alerta terrorista tres días antes de las elecciones de 2004.
Los funcionarios en cuestión son nada más y nada menos que el entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y el titular del Departamento de Justicia, John Ashcroft, quienes al parecer habrían presionado a Ridge el 30 de octubre de 2004 para que la alerta terrorista pasara de amarillo a naranja.
Motivaciones políticas
El secretario de Seguridad Interior, que fue quien ideó el sistema de alertas en función de los colores, asegura ahora que intentó oponerse a las presiones de Rumsfeld y Ashcroft para que elevara el nivel de la amenaza por motivos políticos y no de seguridad.
Inmediatamente después de que se conociera parte del contenido del libro, desde el entorno de Bush salieron al paso de lo que cuenta Ridge y negaron que hubiera recibidos presiones. "No tiene sentido lo que están publicando para vender más ejemplares", ha afirmado un portavoz de Rumsfeld.
En un comunicado recogido por el 'Washington Post', el portavoz recuerda que en aquel otoño Bin Laden y otro terrorista de Al Qaeda aparecieron en un vídeo amenazando con nuevos atentados contra Estados Unidos. "Por eso era razonable aumentar el nivel de alerta", ha añadido.