Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

19 mineros chilenos han vuelto ya a la superficie

Mario Sepúlveda celebra el rescateReuters
Y se cumplió el milagro de esta noticia global. 17 de los 33 mineros que se encontraban atrapados desde hace 69 días en el interior de la mina San José, en el desierto de Atacama, en el norte de Chile, se encuentran ya en la superficie junto a sus familiares.
El último en alcanzar el exterior de la mina ha sido Yonni Barrios, de 50 años. Barrios es el protagonista de la historia escabrosa del encierro. Tiene una esposa de la que nunca llegó a separarse y su actual pareja, que no conocía su anterior relación.
En el puesto veinta ha salido Dario Segovia, de 48 años y con seis hijos.
Poco antes salía Pablo Rojas, el número diecinueve, de 45 años y con un hijo de 21. Rojas sufrió la pérdida de su padre una semana antes de sufrir el derrumbe en el interior de la mina de San José.
Esteban Rojas, de 44 años, fue el decimoctavo. Lo primero que ha hecho ha sido arrodillarse y rezar para agradecer el rescate, antes de fundirse en un abrazo con su esposa.
El 'gafe', Omar Reygadas, de 56 años y padre de cinco hijos, salió en decimoséptima posición. A este operario le ha acompañado la mala suerte en su vida laboral: esta es la tercera vez que se queda atrapado en una mina.
Daniel Herrera, conductor, de 27 años, fue el decimosexto en salir. Su madre le ha recibido con lágrimas en la cara y palmas que han acompañado la llegada de la cápsula.
En el puesto número 15 salía Víctor Segovia, de 48 años, perfordador de profesión.
Antes que él salía el bromista del grupo, Víctor Zamora, de 33 años y con un hijo, que sólo tardó 12 minutos en recorrer los 622 metros de tierra que le han tenido atrapado más de dos meses.
El número trece, sin supersticiones, fue Carlos Barrios, de 27 años, que se ha fundido en un abrazo con su padre tras salir de la cápsula de rescate. Este operario, que ya tiene un hijo de cinco años, no sabe que su actual novia está embarazada.
Edison Peña Villarroel fue el duodécimo. De 34 años, entró en la mina por amor, pero casi desfallece. Edison es el único que en la primera grabación de los mineros expresó su desesperación al decir: "Quiero salir ya".
En el puesto once salió Jorge Galleguillos Orellana, de 56 años y con dos hijos. De joven trabajó en un campamento minero de El Salvador y desde entonces le encanta su profesión.
El décimo fue Álex Vega, recibido por su mujer y los aplausos de los presentes en el rescate. Vega, que presenta un aparente buen estado, saluda lanzando un beso al aire.
Salió noveno Mario Gómez Heredia, de 63 años, que besó a su mujer y se puso de rodillas para rezar, instantes después de salir de la cápsula que lo ha sacado a la superficie. El caso de Mario Gómez era el "más serio" porque padece silicosis, según explicó el ministro de Sanidad, Jaime Mañalich. El minero fue extraído al exterior con dispositivos especiales de suministro de oxígeno y broncodilatadores, añadió.
El octavo, Claudio Yañez Lagos, de 34 años y con dos hijas, lo hizo todo por un contrato indefinido. "Yo le decía que lo dejara, que era muy peligroso... Me decía: 'Negra, si son las monedas las que mandan'", contaba su mujer. Ha salido vestido con un mono verde, con rostro cansado y se fundió en un largo abrazo con su mujer, Cristina Núñez, y con una de sus dos hijas, que estaba muy emocionada. La familia del minero era una de las más activas del Campamento.
Minutos antes salió José Ricardo Ojeda Vidal, de 47 años, viudo y con una hijastra. "Le gusta su trabajo. Disfruta enseñando a la gente nueva", contaba su sobrino. Ojeda (quien redactó en un folio: "Estamos bien en el refugio los 33") ha salido a la superficie con una bandera de su país, con la cara sonriente y entre aplausos.
El sexto fue Osmán Araya Araya, que ha dicho que "muchas bendiciones a toda la gente que nos ha estado apoyando todos estos días". Son las palabras que ha pronunciado al llegar a la superficie y, entre lágrimas, abrazar a su esposa y los miembros del equipo de rescate.
El boliviano y el más joven, rescatados
Jimmy Sánchez, de 19 años y padre de un bebé, ya ha salido a la superficie, donde se ha abrazado con su padre y con el presidente de Chile. Se trata del más joven de los 33 trabajadores que han permanecido atrapados en la mina San José, a unos 700 metros de profundidad.
En el momento de la llegada de la cápsula al interior de la mina, Jimmy Sánchez sufrió problemas de ansiedad de los que fue tratado para evitar problemas durante su viaje a la superficie, según declaró un rescatista del Ejército, Patricio Robledo. Sus familiares, entre ellos su padre, le esperaban a la salida del pozo vestidos con la camiseta de la Universidad de Chile.
El cuarto fue el boliviano Carlos Mamani, de 23 años, salió muy sonriente y se abrazó a su mujer, mientras saludaba al grupo de personas, que lo recibió a su salida de la cápsula Fénix. Su ascenso ha durado poco más de 16 minutos.
Se unen a Juan Illanes, ex militar de 52 años, que ha salido alrededor de las 2.10 horas de la madrugada de este miércoles (7.10 en la España peninsular). Allí, nada más salir de la cápsula 'Fénix II', fue recibido por su mujer, según imágenes mostradas por la televisión chilena.
Los primeros en ser rescatados han sido, Florencio Ávalos y Mario Sepúlveda, que también fueron recibido en la superficie por el presidente del país, Sebastián Piñera, el ministro de Minería, Laurence Golborne, y otras autoridades chilenas.
Illanes fue trasladado en camilla
A diferencia de Ávalos y Sepúlveda, quienes mostraron un buen estado de salud y mucha energía al llegar a la superficie, Illanes fue trasladado en camilla hasta el hospital de campaña instalado en el Campamento Esperanza para ser examinado por los médicos.
Después de pasar los controles médicos pertinentes, está previsto que los mineros sean trasladados en helicóptero al Hospital Regional de Copiapó, donde un equipo médico de 16 personas está ya completamente preparado para darles el tratamiento que sea necesario.
Sepúlveda alcanzó la superficie a las 01.12 hora local (6.12 en la España peninsular), una hora después que Ávalos. En una rueda de prensa ofrecida tras la liberación de este último, Piñera recordó que la operación se prolongaría durante toda la jornada del miércoles y parte del jueves.
En el interior de la mina esperan a ser rescatados los otros 21 mineros, que llevan atrapados a unos 700 metros de altura desde el 5 de agosto, y tres trabajadores de los equipos de rescate, que han ido descendiendo de uno en uno en cada uno de los descensos que ha realizado la cápsula 'Fénix II' hasta el refugio minero.
"El mundo entero nunca lo va a olvidar"
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró en la madrugada de este miércoles que "el mundo entero" recordará siempre el "histórico" rescate de Florencio Avalos, el primer rescatado de los 33 mineros que permanecían atrapados desde hace más de dos meses en la mina San José.
Piñera recordó que los trabajos para evacuar a todos los mineros se prolongarán durante toda la jornada del miércoles y probablemente durante el propio jueves, pero mostró su orgullo por una operación que calificó de "maravillosa, limpia y emotiva".
"Todavía nos queda una larga jornada", señaló el mandatario minutos después del rescate de Ávalos, quien fue recibido en la superficie por su mujer, Mónica, y su hijo Byron. "El abrazo entre Florencio, su mujer y su hijo Byron, va a quedar registrado en el corazón de los chilenos para siempre", afirmó el presidente chileno. Ese abrazo, agregó, "reflejó mejor que un millón de palabras la emoción, la gratitud y el amor que hoy en día embraga a todos los chilenos".