Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

500 millones las pérdidas por el caos aéreo

La Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) ha anunciado que las pérdidas de las agencias de viajes y touroperadores, en el ámbito nacional, se pueden situar en torno a los 350 millones de euros, aunque se trata de una cifra provisional.
Por su parte, el sector aeronáutico no quiere efectuar una valoración oficial hasta que acabe el Puente de la Constitución y pueda calcularse exactamente cual ha sido la repercusión.
No obstante, fuentes de ese sector han indicado que se podría hablar de una pérdida de ingresos de cerca de 100 millones de euros, a los que habría que sumar los gastos derivados de la atención a los pasajeros, tanto su traslado a los hoteles, como el servicio dado en los aeropuertos y la búsqueda de transporte alternativo.
Consumidores denuncian a USCA ante la Audiencia Nacional
Según explican los consumidores en su demanda, el abandono de sus puestos por parte de los trabajadores de las torres de control de los aeropuertos llevó "al caos en todo el país"."Tras casi un día de colapso por lo que entendemos es una huelga ilegal, debieron cancelarse 2.710 vuelos y cerca de 600.000 pasajeros se vieron afectados", indica la OCU.
Sin embargp, fuentes jurídicas han señalado que ven complicado que esta denuncia prospere en la Audiencia Nacional puesto que el delito denunciado no se encuentra entre los previstos en la Ley Orgánica del Poder Judicial como competencia de este órgano.
Las mismas fuentes han añadido que no existe peligro de que se produzcan distintas resoluciones si el caso es asumido por diferentes órganos judiciales puesto que las fiscalías actuarán de forma coordinada en todos los territorios.
La OCU entiende que el "abandono masivo" de los controlares obedece a una huelga encubierta "claramente dirigida". "Parece obvio que los controladores siguieron indicaciones para no acudir a sus puestos de trabajo", dice en su escrito.