Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

17,5 millones de niños huérfanos por el VIH

Unos 17,5 millones de niños perdieron al menos a uno de sus padres en 2008 por culpa del sida, una infección que sufren también en su propia piel los más pequeños, que son portadores, junto a los jóvenes, de la mitad de las nuevas infecciones.
Así lo pone de manifiesto una resolución del Parlamento Europeo (PE) sobre el VIH/sida, que señala que la gran mayoría de estos niños viven en el África subsahariana, que con frecuencia son estigmatizados y discriminados y que se les puede negar el acceso a servicios básicos como la educación o el acogimiento, lo que aumenta su vulnerabilidad a la infección del VIH/sida.

La resolución, actualizada en septiembre de este año, sale ahora a la luz con motivo de la conmemoración del Día Mundial de Lucha contra el Sida, y recuerda que en el mundo hay actualmente más de 33 millones de afectados por esta pandemia.
El estigma de los afectados
La Plataforma VIH en España ha hecho un llamamiento a políticos, profesionales sanitarios y población en general para que trabajen conjuntamente en la eliminación del estigma al que se somete a las personas con VIH o sida y para conseguir que el acceso al diagnóstico y tratamiento de esta infección sea universal.
Según ha informado la plataforma, sería deseable también que se desarrollen las medidas preventivas y terapéuticas adecuadas y que se reconozcan "como derechos humanos fundamentales".
A juicio de VIH en España, la estigmatización que sufren los afectados de VIH/sida "tienen consecuencias muy negativas desde el punto de vista de la salud pública", pues contribuyen al retraso diagnóstico y a que la epidemia siga creciendo. "Está comprobado que, en muchos casos, la gente no se hace la prueba por miedo al rechazo si el resultado es positivo", ha asegurado la plataforma.
El estudio Seisida 2009 sobre "Creencias y actitudes de la población española hacia las personas con VIH" indica que más del 30% de la población se sentiría incómoda si alguno de sus compañeros de trabajo estuviera infectado por el VIH.

Según el mismo trabajo, un 40% de los empresarios no estaría dispuesto a contratar a alguien por no crear un mal clima laboral y el 44,5 por ciento de la población se sentiría incómoda si un empleado de la tienda donde compra habitualmente estuviera infectado por el VIH o padeciera sida.

Infección

El coordinador de prevención de StopSida, Luís Villegas, ha alertado de que a pesar de que el número de casos de sida en España "está disminuyendo por la eficacia de los nuevos antiretrovirales", la infección del VIH "sigue aumentando" y ha añadido que se ha detectado "un porcentaje muy alto entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres".

Además, la presidenta de la Coordinadora Estatal de Sida en España (CESIDA), Ubiarraga García Uribe, ha afirmado que en España hay entre 120.000 y 150.000 personas afectadas de Sida, y que cada año se producen unas 3.500 nuevas infecciones más, de las que un tanto por ciento "elevado" de contagios se produce por vía sexual.
Un estudio, realizado entre un muestreo de 1.800 personas, ha mostrado que aunque casi el 90 por ciento de los españoles conocen las vías de contagio, existen creencias todavía "erróneas", como por ejemplo que un 34 por ciento de los españoles piense que "un mosquito" puede transmitir el Sida.
Además, un 17 por ciento de los españoles piensa que "toser" puede transmitirla, aunque para García Uribe "lo más preocupante" es que un 58 por ciento de padres "se sentiría incómodo cuando supiera que en el colegio su hijo comparte aula con otro niño con Sida". "Una parte importante de este 58 por ciento sacaría a su hijo del colegio. La verdad que son temas muy a reflexionar", ha agregado.