Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi 1,3 millones de hogares tienen a todos sus miembros en el paro

Oficina de empleoReuters
El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma que el primer trimestre del año se cerró con una tasa de paro del 20,05 por ciento, la más alta desde finales de 1997, y con un nuevo récord de desempleados. En total, 4.612.700 personas estaban sin empleo al finalizar marzo, 286.200 más que al terminar 2009 (+6,6 por ciento).
Estos datos son los mismos que se avanzó a principios de esta semana tras el fallo informático que ocasionó que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) pudieran verse temporalmente en la web de Estadística.
Más hogares desempleados
Resulta preocupante que los hogares con todos sus miembros en paro aumentaron en 78.500 en el primer trimestre, un 6,4 por ciento respecto al trimestre anterior, y el total se situó en 1.298.500 hogares.
En el último año se han incrementado en 230.200, un 21,5 por ciento más. Al mismo tiempo, los hogares con todos sus miembros ocupados se redujeron en 213.400 en el trimestre y en 400.100 en un año.
Se destruyeron empleos
En el primer trimestre del año, se destruyeron 251.800 puestos de trabajo (-1,3 por ciento), situándose el número de ocupados en 18.394.200 personas. La mayor parte de los empleos perdidos en el trimestre fueron masculinos. En concreto, ocho de cada diez puestos de trabajo destruidos hasta marzo estaban ocupados por hombres (200.700 empleos menos), frente a un descenso de la ocupación femenina de 51.100 mujeres.
En el último año, el número de parados se ha incrementado en 602.000 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 15 por ciento, mientras que los empleos destruidos en este periodo sumaron 696.600 (-3,65 por ciento).
En los tres primeros meses del año, el número de asalariados se redujo en 239.400 trabajadores (-1,55 por ciento), de los que 165.700 tenían contrato temporal (-4,2 por ciento) y 73.700 eran indefinidos (-0,63 por ciento). De esta forma, la tasa de temporalidad se situó al finalizar marzo en el 24,39 por ciento.