Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de un millar de niños chinos envenenados con plomo por la fuga de una fábrica

Más de un millar de niños de la provincia central china de Hunan han resultado envenenados por plomo, en el segundo caso de contaminación masiva de menores a causa de esta sustancia que China registra en el último mes.
Las autoridades del distrito de Wugang, en Hunan, han culpado a una planta de fundido de manganeso que operaba de manera ilegal del envenenamiento. Y la policía provincial ha informado de la detención de los propietarios de la Jinglian Manganese Smelting Factory, situada en la localidad de Hengjiang y que empezó sus actividades a principios de este año.
No es la primera vez
Se trata del segundo gran caso de contaminación por plomo en el gigante asiático este mes, tras el escándalo que se destapó en la provincia norteña de Shaanxi, donde más de 650 niños enfermaron por otra fuga de sustancias contaminantes de una industria.
En el primer caso, la indignación de los vecinos y familiares de los menores derivó en protestas y el asalto de la fábrica causante del desastre. El director general del Instituto Nacional para el Medio Ambiente y la Salud, Jin Yinlong, advirtió al respecto de que la población china está ampliamente expuesta a la contaminación con sustancias químicas después de la acelerada industrialización vivida en China en las últimas décadas.