Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los militares aseguran que "están preparados" para suplir a los controladores

Continúa la polémica en torno a los controladores áereos. El presidente de la Sociedad Española de Control de Tránsito Aéreo (Sodecta), Francisco Martín, ha asegurado "tajantemente" que los controladores aéreos militares están "perfectamente preparados" para suplir a los controladores civiles, aunque no ocultó que, para ello, vaya a ser necesario formación adicional.
Sodecta es la única asociación de controladores aéreos militares en España. Su presidente ha señalado, en declaraciones a RNE, que existe cierto "malestar" dentro de los miembros de su asociación por las críticas que han hecho los controladores civiles a los militares.
Así, y al contrario de lo manifestado por los controladores civiles, Martín ha defendido la preparación que tienen los controladores militares, aunque ha precisado que sí sería necesaria una formación adicional, pues, al asumir un puesto de trabajo en una dependencia distinta, hay unos procedimientos y normativas que cumplir. "Y así se hace tanto en el ámbito civil como en el militar", apuntó.
El presidente de Sodecta afirmó además que no existen diferencias entre la labor que llevan a cabo los controladores civiles y los militares y ha explicado que a las aeronaves lo que le afectan son las reglas de vuelo. "Y esas reglas de vuelo son exactamente iguales para el ámbito civil y militar respecto a la aviación aérea general, en España, en EEUU o en Afganistán", subrayó.
Necesaria la licencia europea
Además, Martín ha indicado que aún no tienen comunicación oficial de que vayan a iniciarse próximamente clases formativas a los controladores militares y ha apuntado que el tiempo en el que podrían estar listos para suplir a los controladores civiles depende de la complejidad del aeropuerto. Así, resumió, cuanto menos tráfico aéreo tuviera el aeródromo, menos tiempo tardarían en estar preparados.
En cualquier caso, el presidente de Sodecta ha dejado claro que, de darse el caso de que se llamara a los controladores militares, se debería cumplir la normativa vigente, esto es, que todo controlador aéreo militar que vaya a desempeñar esas funciones estuviera en posesión de la licencia europea de control, porque es la que le habilita para ello.
Blanco vuelve a defender a los militares
Por su parte, el ministro de Fomento, José Blanco, ha afirmado que los controladores aéreos militares "ya están preparados" para ocupar puestos de trabajo en las torres y centros de control de los aeropuertos civiles, y que aquellos que no estén preparados se pueden habilitar "rápidamente".
Blanco ha recordado, en declaraciones a Onda Cero, que existen controladores aéreos militares que ya trabajan en aeropuertos de uso mixto como Torrejón de Ardoz (Madrid), Zaragoza, León o Talavera de la Reina (Toledo).
Bajas organizadas
El ministro de Fomento, José Blanco, ha declarado en el Parlamento que ha podido confirmar sus sospechas de que las numerosas bajas por enfermedad solicitadas últimamente por los controladores responden a una acción organizada, después de que el pasado martes ellos admitieran que el problema se resolvería con un nuevo convenio.
Blanco, en declaraciones en el Congreso, ha señalado que las declaraciones de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), en las que, según ha explicado, "parece que la enfermedad tuviera que ver con el convenio", es una demostración de que "esto está organizado y este martes parece que lo han dejado muy claro".
En todo caso, ha mostrado la disposición del Gobierno a que los controladores aéreos que sufran estrés de forma reiterada se sometan a nuevos controles médicos porque -ha puntualizado- "no vaya a ser que no estén capacitados para desempeñar su función", ya que el estrés y la ansiedad "son incompatibles" con este trabajo de acuerdo con la normativa.
Ha reiterado la voluntad del Gobierno de dialogar con este colectivo, pero en el marco del decreto ley aprobado el pasado febrero, que cambió las condiciones laborales de los controladores aéreos. Lo que no se va a "cuestionar", ha subrayado el responsable de Fomento, es lo que se acordó de forma "casi unánime" en el Parlamento.
Por otro lado, el ministro no ve que haya imprudencia alguna en que controladores militares puedan ejercer en aeropuertos civiles, porque es algo que ya están haciendo en España y lo han hecho también en otros aeropuertos internacionales "muy complejos" como el de Kabul (Afganistán). No obstante, ha precisado que todos los controladores tienen que pasar por un proceso de habilitación para el aeropuerto en el que vayan a operar, independientemente de que éste sea civil o militar. Y el Gobierno, ha insistido Blanco, está en disposición de hacer ese proceso de habilitación "de forma inmediata" si fuera necesario.