Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Pepote", el amigo real

Corría 1998.  José Luis "Pepote" Ballester celebraba su boda en Palma de Mallorca y posaba junto al entonces príncipe Felipe y la infanta Cristina. Hoy, el ex director general de deportes balear se sienta en el banquillo como imputado en el caso Noos.  Señala directamente a Jaume Matas, que había dictado que "el objetivo era contratar con todo lo que viniera de Urdangarín".  Ballester ha explicado también cómo se troceaban los contratos para evitar sacar a concurso las licitaciones superiores a 12.000 euros.