Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La muerte del león Cecil destapa el escándalo de la “caza enlatada”

El verdugo de Cecil, el león más grande y famoso de Zimbabue, no fue un cazador español, como en un principio se dijo, sino un tirador norteamericano. Lo mató por 50.000 euros. Cecil era un león libre; pero su muerte ha servido para denunciar la llamada "caza enlatada". Es un gran negocio, sobre todo en Sudáfrica. Se crían cientos de leones, hacinados, para que después un cazador caprichoso los mate, previo pago. Los primeros clientes en el mundo son estadounidenses. Y los segundos, españoles.