Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos ejemplos de datos que no son tan buenos como dice Rajoy

El Gobierno presume de que en 2016 se va a gastar por primera vez en ocho años menos de 20.000 millones de euros en prestaciones de desempleo. El dato es bueno; pero no se debe sólo a que haya menos parados, sino también a que casi la mitad de los desempleados ya no cobran la prestación. También se ha destacado que ya hay más cotizantes a la seguridad social que cuando Mariano Rajoy ganó las elecciones; pero cotizan menos. Eso se debe a que los contratos son más precarios.