Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Qué hay detrás de las propuestas de Díaz y Monago para cambiar la ley electoral

José Antonio Monago, presidente de Extremadura y candidato a la reelección por el PP, propone una consulta popular, al estilo catalán, para proponer que se cambie la ley y pueda votar la lista más votada aunque quede en minoría. El mismo día, Susana Díaz, a la que no bastan sus votos para ser investida de nuevo presidenta de Andalucía, anuncia que pedirá cambiar la ley para que haya una segunda vuelta, que permita que salga un ganador con mayoría absoluta de los procesos electorales. Justo ahora que los votantes, según las encuestas, van a poner fin al bipartidismo y a las mayorías absolutas, los partidos buscan reformas en la ley que les permita gobernar de manera estable. Ya lo hizo Mariano Rajoy cuando propuso que en las municipales se diese un bonus de concejales a la lista más votada para que pudiese gobernar en solitario. El debate no es sólo español. El mismo día que Monago y Díaz lanzan su propuesta, el primer ministro italiano Matteo Renzi saca adelante una reforma electoral que otorgará al partido más votado, aunque quede en minoría, el 55 por ciento de los escaños.