Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La emoción de París, desde dentro

El presentador y editor de Noticias Cuatro 20h viaja hasta París para vivir la manifestación contra el terrorismo y en defensa de la libertad de expresión. Una marcha de más de un millón de personas. Algunas ya se concentraban en la calle desde primera hora de la mañana. Allí se hizo patente que París, como otras grandes metrópolis mundiales, es su mezcla de colores y de procedencias. París es blanco, y es negro, y es amarillo y es cetrino. La manifestación de ayer era una gran mezcla de colores: humanos y también simbólicos. Banderas de todos los países se juntaron en las plazas y en las calles. Todavía por la noche, cuando todo había acabado, se acercaban cientos de parisinos y personas llegadas de todos los lugares para seguir encendiendo velas en honor a los que murieron. Y en todas las calles y a cada hora se escuchó La Marsellesa.