Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es posible que funcione una hacienda catalana?

La puesta en marcha de una agencia tributaria catalana, uno de los tres pilares de la hoja de ruta independentista, dejará expuestos a ciudadanos y empresas a las consecuencias legales. Las empresas son las que canalizan la mayor parte del pago del IRPF a través de las retenciones de las nóminas. Son los empresarios quienes tendrían que sumarse a la rebelión y entregar ese dinero a la hacienda catalana en vez de a la española. Este mismo miércoles, la patronal ha asegurado que no se podrá hacer. El asesor fiscal Esaú Alarcón precisa además que cualquier impago sería reclamado con recargos de hasta el 20 por ciento. Además, la Agencia Tributaria española seguiría siendo la única de las dos con potestad para embargar rentas y propiedades a los morosos.