Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dos caras del presidente electo

Donald Trump empieza a mostrar sus cartas.  Lanza un giño a sus fieles más radicales con el nombramiento del xenófobo y racista Stephen Bannon como estratega de la Casa Blanca.  Pero al mismo tiempo tranquiliza a su partido nombrando jefe de gabinete a Reince Priebus, uno de los pesos pesados del Partido Republicano. El presidente empieza a delegar sus negocios personales en su nucleo duro familiar, compuesto por sus hijos Donald Jr, Ivanka y Eric y su yerno Jared Kushner.