Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

California se seca

Tres años de sequía han acabado con 12 millones de árboles, amenazan 17.000 puestos de trabajo y han causado pérdidas de 1.500 millones de dólares. El Estado ha impuesto unas restricciones sin precedentes en zonas urbanas  con el objetivo de ahorrar un 25% de agua.  Las multas pueden alcanzar los 10.000 euros. Los ecologistas culpan al potente sector agrícola californiano, que consume el 80% de los recursos hídricos, y señalan también al “fracking” –la extracción de gas por fracturación hidráulica- que ha disparado el consumo de agua.  Por si fuera poco, California teme que la sequía propicie las condiciones perfectas para un verano de incendios devastadores.