Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Por una legislación nacional que regule la muerte digna

En España, sólo la sedación terminal es legal.  Además, desde 2002, la Ley de Autonomía del Paciente regula el derecho a cesar el esfuerzo terapéutico en casos terminales.  Pero, el caso de la niña gallega Andrea ha evidenciado que la regulación actual es insuficiente al establecer los límites legales, médicos y éticos de términos como la sedación terminal, el suicidio médicamente asistido –que sólo es legal en Suiza- y la eutanasia, legal en Bélgica, Holanda, Luxemburgo y el Terrotorio Norte de Australia.