Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La mayor reforma del sistema financiero desde 1945"

Las decisiones finales de la cumbre del G20 parecen haber satisfecho los intereses de los dos bloques ideológicos que se habían dejado ver en las fases previas a las reuniones. Si EEUU y Reino Unido abogaban por una inyección económica, Sarkozy y Merkel insistían en la necesidad de una regulación del sistema económico internacional.
El propio presidente francés ha afirmado que la cumbre concluye con "la reforma más profunda del sistema financiero desde 1945". Destaca especialmente la lucha contra los paraísos fiscales, en la que se ha decidido dar un importante paso adelante al publicar una lista de los mismos. Sarkozy ha sido muy claro en su conclusión, la "época del secreto bancario ha llegado a su fin".
Las conclusiones del G20 incluyen una serie de reformas de normas contables, límites para la remuneración de directivos o de supervisión de los mercados. Además, el grupo, que representa al 85 por ciento de la economía y a dos tercios de la población mundial, han acordado medidas concretas contra el proteccionismo.
Los jefes de Estado y de Gobierno tampoco han olvidado lo relativo a la regulación los hedge funds (fondos de alto riesgo), el control de las agencias de calificación y el establecimiento de un sistema internacional contable más claro.
En relación con la lucha contra el proteccionismo, el primer ministro británico, Gordon Brown, ha destacado que el comercio mundial debe convertirse "en un motor del crecimiento". Por ello el G20 reforzará el papel de la Organización Mundial del Comercio.