Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los loteros están en pie de guerra

Lotería en ItaliaCuatro/CNN+
El presidente de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administraciones de Lotería (ANAPAL), Manolo Izquierdo, ha asegurado que "se está estudiando muy seriamente el tener una primera huelga en la vida de las Administraciones de Lotería", como respuesta a la inclusión de dos disposiciones en los Presupuestos Generales del Estado, la 32 y la 34, que, a su juicio, suponen la "liberalización" de la Lotería.
En este sentido, Izquierdo advirte, en declaraciones a Radio Nacional de España que "los juegos del Estado son propiedad de todos los ciudadanos", y dan "cuantiosos beneficios", 2.900 millones de euros el pasado año y, a su vez, "revierten en la sociedad".
De esta forma, no entiende por qué "se va a privatizar un bien del Estado para que sus beneficios pasen a grandes compañías privadas" y critica que se haya incluido "con premeditación y alevosía" las dos disposiciones "en los Presupuestos Generales del Estado, sin que nadie estuviera enterado de ello". "En algo que funciona muy bien, lo primero que se debería haber hecho es una Ley del Juego Público antes de reconvertir nada", ha apostillado.
Sobre los planes de LAE para sustituir el décimo tradicional de la Lotería Nacional, que desde 1960 incluye imágenes con temas monográficos sobre arte, ciencia y literatura, por un resguardo en algunos casos concretos, Izquierdo ha asegurado que "desprestigia el juego", ya que "se pierde la tradición, el arraigo del décimo" y, por lo tanto "se están recogiendo firmas para que el décimo sea declarado patrimonio cultural", porque de lo contrario "puede acabar desapareciendo".