Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un día normal (o casi) para los ganadores de la lotería

Hoy es un día más para las personas que ayer ganaron algún pellizco en la lotería. Un día cualqueria pero más feliz. Porque pocos son los que optan por dejar de trabajar. Cinco empleadas de Cáritas siguen repartiendo comida a cien  ancianos de los pueblos de alrededor de Brea de Tajo, donde cayó "el gordo". Y Manolo, el peluquero de Pinos Puente, también ha abierto su negocio... aunque hoy corta el pelo gratis a sus vecinos. Hoy algunos de los agraciados nos dejan conocer un poquito de su vida.