Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lluvias amenazan Haití, un mes después del devastador terremoto

Ha pasado un mes del terremoto que mató a 270.000 personas en Haití, el que ya entonces era el país más pobre de América. De ellos, 175.000 ya han sido enterradas en fosas comunes. Por si no fuera poco allí ha comenzado la temporada de lluvias. Así que el mal tiempo puede endurecer aún más las condiciones de vida de los supervivientes del terremoto.
Los haitianos sobreviven entre la resignación y el miedo. Más de un millón de personas se han quedado sin hogar y sus casas son ahora tiendas de campaña situadas en descampados que las primeras lluvias se llevarán por delante.
Al aire libre
Decenas de miles de personas viven al aire libre un mes después del devastador terremoto. El principal reto de las organizaciones humanitarias es proveerles, contrarreloj, un refugio antes de que la temporada de lluvias, que se ha adelantado, se inicie.
La Federación Internacional de la Cruz Roja ha destacado que, por lo menos, "la gente ha comenzado a regresar a sus hogares en los últimos días ", y otros construyen pequeños refugios para tener un techo "utilizando todo lo que tienen en su mano"
Por otro lado, aunque los mercados locales cuentan con bastante demanda, los precios continúan siendo altos, lo que "hace que la vida sea un poco más difícil". "El precio del jabón en polvo ha subido un 20%", asegura una maestra y madre de dos hijos, uno de los cuales se fracturó ambas piernas en el terremoto.