Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El lehendacari Patxi López pide "hechos" a la izquierda abertzale

En su discurso, el lehendakari y secretario general del PSE se ha mostrado convencido de que esta formación podrá extender su "poder municipal" y "gobernar en las diputaciones", porque tras avanzar "en todas las elecciones celebradas en Euskadi desde 2003" considera que "no hay ninguna razón objetiva para no avanzar también en estos comicios".
López ha apostado por "consolidar gobiernos de progreso" en ayuntamientos y diputaciones que "hagan avanzar el nuevo tiempo político que hemos abierto en Euskadi", y ha advertido de que "hay quienes quieren aprovechar estas elecciones para volver a discursos del pasado" y usar ayuntamientos y diputaciones para "reavivar políticas frentistas" y utilizar estas instituciones "como ariete" contra el Gobierno vasco.
El lehendakari ha insistido en que el proyecto impulsado por los socialistas "no se va a parar por mucho que el PNV ponga palos en la rueda". En esta línea, ha asegurado que los principales objetivos previstos por el Ejecutivo del PSE avanzan "a buena velocidad de crucero".
Entre estos objetivos, ha citado el de "dar normalidad y tranquilidad al país" que, según ha indicado, se ha convertido en "espejo en el que se miran muchos de los que entienden que la política no es un campo de batalla permanente, sino la herramienta con la que resolver nuestros problemas".
Asimismo, ha valorado la política de "firmeza" ante el terrorismo y ha destacado que las calles de las localidades vascas "ya no son espacios para el terror", sino "para la convivencia y la libertad", y además la sociedad vasca "se ha reencontrado con las víctimas".
López ha subrayado que "la firmeza democrática, la tolerancia cero ante la convivencia con la violencia y la exigencia permanente a quienes formaban parte de la esfera del terror nos han traído hasta aquí".
"Hasta el momento en que ETA sabe que no va a conseguir nada con la violencia y que su único destino es desaparecer, y hasta el momento en que el mundo del abertzalismo radical sabe que si quiere hacer política de verdad sólo hay un camino posible, que es el que les lleve a integrarse en democracia con todas las consecuencias, rompiendo las amarras con ETA, rechazando la violencia y combatiéndola junto a todos los demás", ha indicado.
Según ha añadido, "por eso se mueve" la izquierda abertzale. "Dicen que la violencia y la extorsión y la kale borroka son incompatibles con sus planteamientos, y dicen que van a cumplir todos los requisitos que marca la legalidad. Ojalá lo hagan y cuanto antes, porque ése sí será el punto de inflexión definitivo para avanzar hacia la pacificación. Ojalá lo hagan cuanto antes y con todas las consecuencias", ha señalado.
De este modo, ha advertido de que "asumir la legalidad y los principios democráticos no significa sólo presentar unos estatutos ante un registro", sino que "es mucho más" y supone "romper definitivamente su ligazón con la violencia, condenarla, repudiarla, trabajar para que desaparezca, porque violencia y política son radicalmente incompatibles".
El lehendakari les ha emplazado a que "lo hagan" y no sólo "lo digan" porque "ya nos han dicho muchas cosas muchas veces y nunca se han cumplido". "Que lo hagan, que lo demuestren con hechos, que es lo que estamos todos esperando", ha insistido López, para el que "ésta es la exigencia mínima que debemos mantener todos los demócratas siempre, sin dejarnos enredar, sin precipitarnos, sin equivocarnos y sobre todo sin cálculos electorales de por medio".
En este sentido, ha indicado que, a sus palabras de la pasada semana en relación a este asunto, "alguno empezó a poner exigencias bien diferentes" y "oímos de todo pero todo eran exigencias dirigidas al Gobierno" y no a quien "verdaderamente tiene su pelota en el tejado".
Según ha censurado, "no oí que la prioridad de legalizar a Batasuna tiene que ser de la propia Batasuna si quiere hacer política, que una mesa de partidos en un sistema democrático se tiene que hacer entre formaciones democráticas y sin chantajes de ningún tipo" o que "el cheque en blanco quien no lo deba tener de ninguna manera es quienes nos han frustrado la esperanza una y otra vez en el pasado".
De este modo, ha insistido en que "se mueven en la buena dirección", pero "todavía tienen camino por recorrer", y, por ello, ha pedido que "no nos dejemos engañar, no nos enredemos, no nos precipitemos" porque "no somos los demócratas los que tenemos que demostrar nada, sino ellos".
Por otro lado, también se ha referido a la situación económica, destacando que, si bien "todavía no hemos salido de la crisis", todos los datos económicos de Euskadi "han mejorado notablemente en comparación con los que nos encontramos al llegar al Gobierno". El lehendakari ha reconocido que "queda mucho por hacer", pero se ha mostrado convencido de que, sumando esfuerzos liderados por el Gobierno, "empezamos a salir del agujero de la crisis".
Asimismo, se ha felicitado del trabajo realizado para "modernizar Euskadi y poner las bases de una Euskadi solidaria, sostenible y competitiva que se necesita en pleno siglo XXI". En este sentido, ha destacado que se ha pasado de una educación "basada en la guerra de los modelos lingüísticos" a una "trilingüe de la escuela 2.0" y de ayudas sociales "pasivas" a la "activación" de sus perceptores para que puedan incorporarse al mercado laboral.
"Euskadi está mucho mejor que cuando llegamos", ha asegurado López, que ha indicado que se ha puesto en evidencia que "si el PNV no está en el gobierno no hay terremotos" y que el País Vasco "no tiene dueño ni tiene tutores". Por ello, ha indicado que los socialistas deben sentirse "satisfechos" pero no "dormirnos".