Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A juicio el hombre que remató a su mujer tras agredirla a martillazos

Aniceto Rodriguez, 77 años, en el banquillo acusado de un asesinato consumado, y otro, en grado de tentativa. La víctima: Isabel Fuentes, su mujer. Primero, la agredió a martillazos en su domicilio de Verín y fingió un robo. Un mes después, cuando Isabel Fuentes se recuperaba en el Hospital de Ourense, la acuchilló hasta la muerte. El fiscal pide 39 años de cárcel. Pero su abogado quiere reducir la pena a sólo siete por dos delitos: uno de lesiones y otro de homicidio. Alega enajenación mental. Pero lo que hoy han contado los forenses, para la familia de la víctima, demuestra que en ambas ocasiones Aniceto intentó acabar con la vida de su esposa. Un caso que puso a las feministas gallegas en pie de guerra porque todos los indicios apuntaban a Aniceto como autor de la primera agresión, y aun así, la jueza desatendió la petición de la Guardia Civil para que ordenara la protección de la víctima. No hubo detención del sospechoso, ni protección de la víctima hasta que fue ya demasiado tarde.