Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jueces continúan sin ponerse de acuerdo sobre la mayoría de edad del pirata

Continúan las idas y venidas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con el presunto pirata de un juzgado a otro. Abdu Willy fue detenido junto a otro presunto pirata por el secuestro del pesquero 'Alakrana'. La duda sobre si el somalí es o no mayor de edad hizo, desde un principio, que ningún juez tomase la responsabilidad de enjuiciarle.
En primera instancia el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz decidió dejar en libertad a Willy a la luz de las pruebas realizadas hasta entonces y de los informes efectuados por tres médicos forenses de este tribunal. Los expertos señalaban que el presunto pirata tenía entre 17 y 19 años, por lo que Pedraz optó por dejarlo en libertad en base al principio penal de "in dubio pro reo" (en caso de duda se aplica la norma más favorable al acusado).
Ahora, el juez Central de Menores, José Luis de Castro, ha dado validez a unos nuevos informes médicos estableciendo que el presunto pirata es mayor de edad, por lo que se inhibe y remite el caso de vuelta a la Audiencia Nacional. Las pruebas que obran en su poder corresponden a una ortopantomografía (una radiografía panorámica de los dientes) que señala, según el médico encargado del estudio, con un 97 por ciento de probabilidad que Willy es mayor de edad.
Dormirá en el centro de menores
Así, el presunto pirata ha comparecido ante el juez Fernando Andreu, que se encuentra de guardia y que ha decidido que Willy vuelva a dormir en un centro de detención de menores hasta que el juez Pedraz tome una decisión definitiva sobre su edad y por tanto su tratamiento penal.
Fuentes jurídicas señalan que Pedraz tiene previsto enviar todas las pruebas médicas realizadas hasta ahora (tanto las de la Audiencia Nacional como las solicitadas por la Fiscalía de Menores) al Instituto Toxicológico para que sean contrastadas y se emita un informe definitivo sobre la edad de Willy.
El presunto pirata está acusado de un total de 36 delitos de detención ilegal (por los 36 tripulantes del atunero), otro de robo con violencia, otro de asociación ilícita y un delito adicional de uso de armas, figuras que suman más de 200 años de cárcel.