Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 61% de los jóvenes de entre 12 y 16 años es consumidor habitual de alcohol

Entre los datos que aporta este libro, destaca que el 94% de los adolescentes consigue alcohol sin dificultad. De hecho, al 70% de ellos, nunca les han pedido el DNI para consumir o comprar alcohol, a pesar de que la actual legislación sólo permite a los mayores de 18 años. Y es que España se sitúa entre los países donde ese consumo es más abusivo.
Uno de cada cuatro jóvenes de 15 años reconoce haberse emborrachado con cinco o más copas en los últimos 30 días, una cifra que coloca a España en el séptimo puesto sobre un ranking de 35 países.
El 56% admite haberse emborrachado en alguna ocasión, y al 50% le ha sentado mal la bebida alguna vez. Según uno de los expertos que ha participado en este libro, Javier Elzo, los datos demuestran el fracaso de las familias en educar a los jóvenes sobre el alcohol y el de la postura prohibicionista que encarna la actual ley, posiblemente, la más incumplida de todas.
Además, el catedrático de Sociología critica el enfoque que la sociedad da al problema del alcohol en menores, centrándose en evitar las molestias de los botellones a los vecinos llevando a los jóvenes a beber más lejos.
Además, la FAS explica que entre el 30% y el 40% de los episodios de violencia están causados por el alcohol, y también los accidentes de tráfico. Para ello, la fundación propone conseguir que los jóvenes aprendan a beber bien en casa como prioridad educativa, "ser coherentes en el uso del alcohol e intolerantes con su abuso".