Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La izquierda abertzale, Bildu, consigue por primera vez la Diputación de Guipúzcoa

Garitano ha sido elegido en la segunda vuelta con los votos de los 22 junteros de Bildu y el de la regidora de Aralar, Rebeka Ubera, ya que en la primera se requería de mayoría absoluta. Los junteros del resto de grupos políticos, PNV (14), PSE (10) y PP (4), han apoyado a sus candidatos, Markel Olano, Rafaela Romero y Juan Carlos Cano, respectivamente.
La sesión de investidura ha comenzado a las 09.00 horas y tras un receso de dos horas se ha prolongado durante toda la tarde cuando, después del debate de todos los grupos, han tenido lugar las votaciones a cargo de los 51 junteros que componen la Cámara foral, cuyo resultado ha situado a Bildu al frente del Gobierno foral guipuzcoano
La presidenta del Parlamento foral guipuzcoano, Lohitzune Txarola, ha procedido a proclamar al nuevo diputado general al toque del himno de Gipuzkoa y le ha hecho entrega del bastón de mando y la venera a Garitano, quien desde hoy será el nuevo primer mandatario del territorio histórico.
Trabajará en pro de un diálogo ETA-Gobierno
Durante su intervención en el pleno que se desarrolla en las Juntas Generales, Garitano ha afirmado trabajará para la paz, la normalización y el respeto a "los derechos civiles y políticos", y ha insistido en que "la ciudadanía es el eje de nuestras políticas y lo seguirá siendo".
Además, ha realizado un llamamiento a "la responsabilidad de los partidos" para lograr "la solución del conflicto" y para abrir "las puertas al futuro". "El conflicto que todavía no se ha cerrado en Euskal Herria tiene muchas caras. Sin duda, tenemos que hacer frente al sufrimiento de todas las víctimas que ha generado el conflicto. Del mismo modo, en este nuevo ciclo tendremos que abordar la cuestión de los presos", ha aseverado.
En cuanto a "las consecuencias" de este "conflicto", que se ha prolongado durante años, ha asegurado que ETA y el Gobierno deben dar pasos para que se superen, de forma definitiva, a través del diálogo.
Para Garitano, se abre "una nueva etapa histórica" en Euskadi y ha señalado que la ciudadanía demanda "acuerdos entre diferentes creíbles y eficaces", al tiempo que ha insistido en que realizarán el trabajo institucional "de una manera diferente". En ese sentido, ha considerado necesario "dar los pasos para la paz, la normalización y el respeto de los derechos civiles y políticos".
Asimismo, ha asegurado que las instituciones deben "ser una herramienta para cambiar la realidad de nuestro pueblo" y crear las "condiciones materiales necesarias" para que los ciudadanos puedan desarrollar sus proyectos individuales y colectivos.
"En muchas ocasiones, en este país se ha convertido en objetivo derrotar al rival que tenías al lado. De este modo, al final, hemos terminado perdiendo todos", ha lamentado Garitano, quien ha asegurado que Bildu desea "construir una solución política en la que cada una de las partes gane".
En esa línea, ha afirmado que todos los guipuzcoanos deben tener derecho a "expresar su opinión libremente" y se ha comprometido a trabajar para que desaparezcan "todas las violencias, amenazas, presiones, persecuciones, detenciones y torturas", al tiempo que ha considerado que "el diálogo entre diferentes" será el medio "único y eficaz" para superar "las distancias y la falta de confianza".
El candidato de Bildu ha considerado que ha llegado el momento de abordar el debate sobre "la realidad nacional de Euskal Herria y el derecho a decidir". A su juicio, es necesario llevar a cabo los cambios jurídico-políticos que sean precisos para "en Euskal Herria se pueda elegir entre cualquier proyecto político, incluida la independencia".
Acuerdos
Martin Garitano ha mostrado su disposición a lograr "acuerdos puntuales" preferentemente con el PNV, aunque también apuesta a dialogar con el PSE, durante esta legislatura, y ha invitado a Aralar a tomar parte en un gobierno foral "de izquierdas, abertzale e independentista".
También ha abogado por "dar una salida social" a la crisis económica y ha considerado que "el necesario desarrollo del estado del bienestar no debe ser afrontado como una factura a la que debe hacer frente la administración", para reclamar "una intervención seria y decidida" sobre fiscalidad en materia de progresividad y redistribución para lograr "un sistema más justo".
Asimismo, ha emplazado a las formaciones políticas a hablar sobre la fusión de las cajas, de la que es favorable, pero sin que se llegue a "la bancarización".
Finalmente, ha reiterado su desacuerdo con infraestructuras "con las que no se ha tenido en cuenta la opinión de la ciudadanía" como el puerto exterior de Pasaia o la incineradora de Zubieta, para la que pedirá una moratoria, y ha expresado su intención de impulsar el euskera y de que una infraestrcutura como Tabakalera sea "escaparate de la cultura vasca".